La dichosa obligación de ser feliz

¿Existe una obligación para ser feliz y qué impacto tendría para nosotros? “No entiendo por qué estoy de bajón si lo tengo todo para ser feliz”. Esto me lo comentaba uno de mis clientes el otro día. “Debería ver las cosas de forma positiva pero no me sale”. Decía otra, bajando la vista al suelo como si acabase de realizar una confesión de lo más vergonzante.

En Internet los tips para la felicidad crecen como setas. Incluso en periódicos serios y conocidos, nos hablan de estudios realizados en Harvard sobre la felicidad. Sin embargo, a mí me preocupa que reduzcamos la felicidad a una serie de instrucciones que hay que cumplir al pie de la letra. Estoy de acuerdo con el profesor y psicólogo Svend Brinkmann. Este autor dice que los libros de autoayuda no sólo no ayudan sino que contribuyen a causar ansiedad, narcisismo y depresión. En mi opinión, estos libros y estas listas de tips adolecen de varios defectos.