Miedo a ir al colegio ¿cuándo acudir a un psicólogo infantil?

Cuando el foco del miedo es ir al colegio, el simple hecho de estar en clase genera un estado de ansiedad que no permite atender adecuadamente

El miedo a ir al colegio es más habitual de lo que pensamos. En este artículo te enseñaremos a distinguir cuándo el miedo deja de ser una emoción adaptativa y pasa a constituir un problema que genera mucho malestar en el niño o adolescente.

También, te mostraremos las señales que nos podrían estar indicando que nuestro hijo puede estar sufriendo una fobia escolar. Además, veremos algunas pautas eficaces para superar el miedo a ir al colegio, siempre y cuando no se trate de un problema que revista de mayor gravedad, ya que en ese caso se requerirá de un tratamiento psicológico eficaz.

¿Cuándo debemos preocuparnos si nuestro hijo presenta miedo a ir al colegio?

Primero, es importante comprobar que no se trata de una situación puntual. En sí el miedo es una emoción que nos pone en alerta. Es posible que haya experimentado miedo ante una evaluación donde debía demostrar sus capacidades, en periodo de exámenes, ante la incertidumbre de una prueba en la que se jugaba mucho, o ante la exposición social de una tarea. Y seguramente ha podido gestionar sus estados emocionales hasta el día de hoy, sin tener que renunciar a las experiencias a causa del malestar.

Al contrario, cuando el miedo a ir al colegio aparece como irracional, suele venir acompañado de importantes repercusiones negativas. Aparecerán diversas conductas de ansiedad que van a impedir que los niños y niñas puedan desenvolverse de manera sana.

Por ello, el miedo a ir al colegio cuando se convierte en una fobia escolar, repercutirá de manera negativa en el rendimiento de los niños y adolescentes, así como en las relaciones con sus iguales.