¿Qué hay detrás de las discusiones de pareja? ¿Es normal discutir con mi pareja?

Discusiones en pareja | Por Luna García, psicóloga

Discusiones de pareja: cómo actuar ¿es normal?

Las discusiones de pareja constantes provocan mucho desgaste en la relación y dificultan la construcción de relaciones sanas. Aunque en todas las parejas hay conflictos, el problema llega cuando las discusiones se convierten en la rutina y las peleas empiezan a ser la forma más habitual de comunicarse.

Si quiero a mi pareja, ¿por qué no somos capaces de dejar de discutir? Para lograr salir de este bucle, es necesario que entiendas de dónde vienen las discusiones, qué consecuencias tienen para la relación y para ti y qué podéis hacer para evitarlas.

Las discusiones en pareja ¿Cómo saber si discutís demasiado?

No estar siempre de acuerdo con tu pareja, o que haya días en que no estés del mejor humor o tener algunos desencuentros es algo natural y ocurre en todas las relaciones. Puede que des por hecho que otras parejas no discuten. Y es que la mayoría de personas intentan mostrar lo mejor de su relación, relegando los conflictos al ámbito privado.

No existe una medida para definir qué sería discutir mucho o poco, es algo que debes valorar tú. Sin embargo, puedes preguntarte algunas cosas para saber si discutís demasiado. ¿Te sientes frecuentemente incómodo/a? ¿Los desacuerdos constantes te hacen sufrir?

Sin duda, es tu bienestar el que debes tener en cuenta para reconocer que tenéis un problema y plantearte un cambio en la dinámica. Además, no solo es la cantidad de disputas, si no la forma de hacerlo lo que debe preocuparte.

▷ ¿Qué señales pueden indicarte que no tenéis una manera sana de dialogar?

  • Insultar y juzgar.

  • Culpar o hacer sentir culpable.

  • Estar a la defensiva, excusarse, mentir.

  • Mostrar indiferencia ante las emociones del otro.

  • Despreciar, faltar al respeto o burlarse