Terapia para Expatriados

terapia para expatriados

Nuestra terapia para expatriados está diseñada para atender los problemas específicos que se enfrentan las personas fuera de sus lugares de origen y tiene el objetivo de facilitar la integración social y emocional y aprender a gestionar el tránsito. Y es que ser expatriado conlleva unas dificultades inherentes que muchas veces son difíciles de comprender para los demás. Así, la sensación de “no pertenecer“, la nostalgia, el miedo al idioma, la inseguridad…, son experiencias frecuentes y desagradables para las personas que han emigrado. Muchas de estas sensaciones se viven en soledad, por lo que no se atiende al malestar emocional que naturalmente se puede tratar y superar. Desde Alcea tenemos amplia experiencia en trabajar con personas que se encuentran fuera de sus lugares de origen. Porque sabemos que esta circunstancia tiene sus particularidades y que no siempre es fácil.