• Psicólogo en Madrid

    Un centro de psicólogos en Madrid a tu servicio. Te ayudamos a gestionar tus dificultades y sus causas para que los cambios perduren en ti.

    PIDE TU CITA
    salón de psicologos en madrid

Equipo de psicólogas y psicólogos en Madrid

Un equipo de psicólogos para cuidar de ti

Alcea es un centro de psicología en Madrid de referencia formado por psicólogos con amplia experiencia en diagnóstico e intervención en salud mental. Todos los psicólogos de nuestro equipo tienen además formación en distintas especialidades y técnicas psicológicas de última generación para adaptarse a cada persona y situación. El objetivo es ofrecerte un tratamiento eficaz e integral para cuidar de tu bienestar y salud emocional.

psicologo en madrid con años de experiencia

¿Cómo te ayudará tu psicólogo en Madrid?

La terapia: un lugar seguro para el cambio

La terapia es un espacio de confianza en el que conseguirás el equilibrio y la fuerza necesaria para cambiar o gestionar aquello que te hace sufrir. Desde las primeras sesiones, empezarás a conectar contigo mismo y formarás un equipo con tu psicólogo. Mediante su implicación, aceptación y conocimientos, te irá guiando a comprender lo que te pasa desde una nueva perspectiva. Además, te ofrecerá herramientas para tratar tanto tus síntomas como sus causas, hasta que consigas tus objetivos de terapia.

Tomarás consciencia de tus patrones limitantes.

Resolverás asuntos dolorosos (presentes o pasados).

Adoptarás nuevos hábitos o actitudes (contigo y con los demás).

Aprenderás a regular tus emociones para vivir con mayor serenidad.

Mejorarás tu autoestima, aprenderás a aceptarte, valorarte y respetarte.

Explorarás tu lugar en el mundo y tomarás nuevas decisiones o proyectos vitales.

Terapia psicológica en Madrid

Nuestros Servicios de Psicología

Tratamientos de nuestro psicólogo en Madrid

¿En qué problemas pueden ayudarte nuestros psicólogos?

Gracias a nuestra especialización en distintas áreas terapéuticas, podemos tratar un amplio abanico de problemas psicológicos y circunstancias personales. Te hablamos de los más importantes, si quieres conocer todos los problemas que tratamos, pincha aquí. Si tienes dudas, contáctanos y te orientaremos en seguida.

Depresión y estados de ánimo

Nuestros psicólogos especialistas en depresión y gestión de emociones, te ayudarán a recobrar tu energía y esperanza. Para personas que sufren de pérdida de interés o desmotivación, tristeza, sentimiento de soledad, irritabilidad, inseguridad, baja autoestima, timidez, etc.

Ansiedad y estrés

Contamos con psicólogos expertos en ansiedad que aplicarán un tratamiento efectivo para superar tus miedos y recuperar la serenidad. Tratamos ataques de pánico, fobias y miedos (a hablar en público, a volar, etc.). También, atendemos problemas de estrés, nerviosismo, insomnio, preocupaciones obsesivas, etc.

Problemas de pareja

Tanto si estás en pareja como si no, puede que tengas dificultades en tus relaciones íntimas. En terapia nuestros psicólogos en Madrid te ayudarán a gestionar rupturas, discusiones, celos, infidelidades, problemas de convivencia, crisis de pareja, problemas sexuales, dependencia emocional, etc.

Traumas y duelos

Ciertas situaciones difíciles (duelos, despidos, accidentes, traumas en la infancia, etc.) pueden dejar una huella traumática. Sean las consecuencias más leves o más graves (trastorno de estrés postraumático), es importante tratarlo cuanto antes.

Problemas en el trabajo

El trabajo ocupa un tiempo precioso de nuestras vidas. También pueden surgir dificultades que ponen en riesgo nuestra salud psicológica. Te ayudamos a gestionar situaciones de estrés laboral, insatisfacción, acoso, malas relaciones con compañeros, etc. 

Trastornos mentales

En terapia también trabajamos con problemas más graves de salud mental. Como el trastorno bipolar, trastorno límite de la personalidad (TLP), TOC, anorexia, bulimia, TDHA, adicciones, etc. Si fuera necesario nos coordinaríamos con tu psiquiatra.

Terapia Online

Si estás fuera de Madrid, o prefieres hacer la terapia desde tu casa o el lugar que elijas, podrás hacer tu terapia online. Los psicólogos de Alcea adaptamos nuestras intervenciones para que los beneficios que obtengas sean similares a los de una terapia presencial.

¿Cómo trabajará tu psicólogo en la práctica?

Tu psicólogo no tratará tu patología, si no a ti, con tus propias opiniones, sensaciones y experiencias de vida. Elegirá y adaptará cada técnica a tu estilo de personalidad y a tus circunstancias vitales, de forma que la terapia sea un «traje a medida» a lo que realmente necesitas. Además, utilizará un enfoque integral y profundo para que tus cambios sean duraderos y auténticos. Para ello, tratará todas las facetas de tu «ser psicológico»: pensamientos, emociones y conductas, así como las causas más o menos evidentes que están detrás de tus conflictos. Solo así conseguimos no quedarnos en la superficie. Te contamos cómo funciona la terapia en la práctica:

Diagnóstico

En las primeras sesiones, tu psicólogo evaluará tu problema o motivo de consulta, así como todos las variables que puedan estar sosteniendo o causando tu malestar. Es importante conocer tu mundo interior (personalidad, patrones limitantes, biografía, etc.), así como tu contexto externo, para intervenir con mayor precisión y concretar tus objetivos terapéuticos.

Intervención

Mediante el diálogo y la reflexión, tu psicólogo y tú iréis creando un vínculo terapéutico sobre el que apoyarte. Te ayudará a expresar tu malestar emocional, para que puedas sentirte escuchado, comprendido y aliviado. También, te acompañará a comprenderte, a reflexionar sobre lo qué te pasa, porqué te ocurre, qué necesitas. Así, podrás sentirte menos confundido, asustado o culpable. Pero, la terapia es mucho más que un lugar para desahogarse o conocerse. También, tu terapeuta aplicará diferentes técnicas para que puedas cambiar patrones perjudiciales y/o procesar situaciones difíciles. Para sustituir tus pensamientos y comportamientos limitantes por otros más beneficiosos, trabajaréis con técnicas cognitivo-conductuales. Si necesitas reforzar tu equilibrio interior, usaréis técnicas de relajación, de Mindfulness o de gestión emocional. Y si tienes asuntos dolorosos pendientes, te ayudará con técnicas de trauma y de duelo. Además, te acompañará en tu toma de decisiones a valorar con perspectiva ventajas e inconvenientes.

Evaluación

Tanto durante, como al final del tratamiento, el psicólogo comprobará tu mejora en relación a los objetivos que tienes. Pondrá especial atención a tus cambios internos: reducción de los síntomas, equilibrio mental y emocional. Y también, a los cambios externos: de conducta, en tus relaciones y decisiones. Cuando hayas conseguido sentirte mejor, más estable y seguro, terminará la terapia y podrás despedirte de tu psicólogo. Aunque estará disponible para ti si lo necesitaras en el futuro para cualquier otra consulta.

Nuestro Centro de psicología

Nuestra clínica de psicología nacida en el 2011, junto con nuestros psicólogos colegiados y formados en las últimas técnicas de vanguardia, nos convierten en uno de los mejores centros de psicología en Madrid.

  • Centro sanitario de la Comunidad de Madrid, con la especialidad en psicología clínica (registro nº CS 14827).
  • Amplio centro psicológico, despachos acogedores.
  • Horarios flexibles de lunes a viernes, de 9 a 21.

Preguntas Frecuentes

Un psicólogo es un profesional de la salud mental que ayuda a las personas a superar sus dificultades y a mejorar su funcionamiento psicológico, promoviendo cambios beneficiosos y estables en sus pacientes. Para ello, aplica un tratamiento basado en un psicodiagnóstico inicial y en la intervención sobre los aspectos psicopatológicos que la persona necesite tratar: afrontamiento de miedos, estrés, decisiones, traumas, etc. Dado que en psicoterapia se tratan aspectos vulnerables de la persona, el psicólogo ha de proporcionar un clima cercano, confidencial y seguro. Además, el psicólogo debe tener amplios conocimientos sobre personalidad, psicopatología y funcionamiento psíquico humano, así como sobre técnicas y abordajes terapéuticos.

Esta es la definición que solemos tener en mente cuando hablamos de un psicólogo. En realidad, estamos hablando de los psicólogos clínicos. En España para ser psicólogo clínico o sanitario, es necesario estar en disposición del título de psicología (grado o licenciatura) y haber realizado una formación específica mediante el Master en Psicología General Sanitaria o mediante la formación P.I.R (psicólogo interno residente en contextos públicos).

Pero existen otros psicólogos que, aunque tienen la carrera de psicología, están especializados en otras áreas de aplicación. Y es que la psicología es una rama del conocimiento que estudia el comportamiento y el pensamiento humanos. Como todas las disciplinas, tiene diferentes ramas a parte de la clínica: la educativa, la social, la laboral, la investigación, la neuropsicología, etc. Así, existen psicólogos educativos, psicólogos sociales, etc.

Los psicólogos clínicos suelen especializarse o categorizarse en función de:

  • El tipo de población que atienden: existen psicólogos de adultos, psicólogos infantiles, terapeutas familiares o psicólogos de parejas. Cada tipo de población necesita de un tipo de terapia, de unas técnicas y de un enfoque distintos.
  • La patología o problemas atendidos: psicólogos expertos en adicciones, depresión, ansiedad, etc. Lo más común es que los terapeutas se hayan formado en varias problemáticas y por lo tanto tengan mucha flexibilidad en sus tratamientos. Cada profesional deberá evaluar su capacitación en cada caso y si fuera necesario derivar a otro profesional.
  • Su orientación terapéutica: psicólogos cognitivo-conductuales, psicoanalistas, humanistas, etc. Dentro de la psicología existen diferentes corrientes, con marcos teóricos o abordajes diversos. La mayoría de los enfoques tienen sin embargo muchos puntos en común y la tendencia es a que los psicólogos utilicen un abordaje cada vez más integrador.
  • El número de pacientes implicados en la terapia: psicólogos expertos en terapia de grupo (varias personas en sesión) o terapia individual (una sola persona en sesión con una atención más personalizada).
  • El entorno en el que se realiza la terapia: psicólogos online o presenciales. Aunque en sus inicios la psicología clínica se ha desarrollado de forma presencial, la realidad es que se está produciendo un cambio de tendencia y cada vez son más los psicólogos que se especializan en atender a sus pacientes vía telemática. La terapia online resulta cómoda, flexible y además los datos avalan su eficacia.

En Alcea recomendamos acudir a nuestro centro especializado en psicoterapia en Madrid cuando atraviesas una situación de malestar personal que no puedes gestionar por ti mismo.

Muchas personas en algún momento se plantean ir a terapia, pero son menos las que finalmente lo hacen. ¿Por qué? Algunas personas sienten desconfianza o piensan que su problema no tiene solución (por su intensidad, particularidad, cronicidad). Los psicólogos sabemos que una gran cantidad de dificultades psicológicas remiten. Incluso los síntomas o trastornos más graves pueden mejorar o reducir el sufrimiento asociado. Otras personas no acuden a terapia por desconocimiento, no saben que su situación puede ser tratada. Te contamos los motivos más frecuentes para ir a terapia:

  • No puedes controlar tus emociones, te sientes frecuentemente enfadado, triste, solo, apático, con miedo, etc. Este estado de malestar puede tener una explicación evidente o surgir sin una aparente causa.
  • Tienes comportamientos perjudiciales. Discutes a menudo, tienes problemas de concentración o rendimiento (en el trabajo, estudios), estás bloqueado en alguna decisión, etc.
  • Tienes ideas o pensamientos negativos que te limitan o te hacen sufrir.
  • Tu cuerpo habla, sufres estrés, insomnio, cansancio crónico, molestias en la tripa sin causa médica conocida, etc.
  • Atraviesas una situación complicada (rupturas, muertes, etc.).
  • Quieres potenciar tu crecimiento personal.
  • Alguien te lo ha recomendado (pareja, un médico, un familiar).

Acude a nuestro gabinete de psicólogos en Madrid y te orientaremos más específicamente sobre el problema que estás teniendo.

La duración de la terapia dependerá de la necesidad y objetivos del paciente. Algunas personas requieren de una terapia de corta duración, si quieren aprender herramientas para incorporar en su vida diaria, o si tienen una dificultad puntual, o si han realizado una terapia con anterioridad. Otras personas pueden necesitar un proceso terapéutico más largo, sobre todo si quieren explorar y cambiar aspectos más profundos de su historia personal, o resolver algún problema de mayor calado (depresión, situaciones graves como abuso, acoso, etc.).

En nuestra experiencia sabemos que para que una terapia resulte efectiva, especialmente si se acude por primera vez al psicólogo, el tratamiento dura en torno a 6 o 9 meses.

La frecuencia de la terapia se adapta a las necesidades del paciente. Por lo general, al inicio de la terapia las sesiones son semanales para que el tratamiento tenga realmente efecto. Más adelante, las personas pueden espaciar las sesiones según vayan consiguiendo sus objetivos de terapia y consolidando los cambios aprendidos.

Es importante saber que es responsabilidad del psicólogo ayudarte para que puedas comunicarte de la mejor manera posible. Te irá guiando con preguntas respetuosas y oportunas que faciliten tu expresión verbal o emocional, especialmente cuando te sientas bloqueado. Con su actitud y escucha, podrás sentirte libre de expresarte sea de la manera que sea, con tus luces y tus sombras. Aun así, te dejamos algunas sugerencias que te ayudarán a hablar mejor con tu psicólogo:

  • Ser uno mismo: pocos espacios en la vida nos dejan mayor libertad para ser auténticos, sinceros, para no tener que fingir o impostar un personaje. Por supuesto, no podremos ser auténticos todo el rato, no pasa nada, lo importante es darse cuenta y poco a poco las defensas irán bajando. Esto no implica contarle todo a tu psicólogo, no debes forzarte a hablar de temas si no estás preparado.
  • Formar parte activa del proceso: hacerte cargo de lo que te pasa con tus propuestas, preguntas, iniciativas, etc.
  • Tener una actitud curiosa y compasiva: en lugar de culparse, es mucho mejor tener la mente abierta para bucear en nuestro interior, en nuestra historia, etc. Esto nos ayudará a comprendernos mejor y a buscar maneras creativas para cambiar.
  • Permitirse ser vulnerable: no siempre es fácil ya que tendemos a mostrarnos “bien”. Pero cuanto más nos permitimos compartir lo que nos asusta, avergüenza o duele, más fuertes y libres nos sentiremos, siempre que lo hagamos en un entorno seguro.

Elegir un buen psicólogo en Madrid resulta fundamental, te dejamos algunas ideas:

  • Asegúrate de que disponga de la formación requerida para la intervención en salud mental: que sea un psicólogo colegiado y habilitado como psicólogo sanitario. También, puedes mirar qué otras formaciones de postgrado tiene. Normalmente los cursos y másteres de universidades o centros acreditados aportan fiabilidad sobre la calidad y rigurosidad de los estudios realizados.
  • Comprueba su experiencia en clínica, mira en qué centros ha trabajado, qué prestigio tienen, desde cuándo ejerce como psicólogo clínico.
  • Cuando hables con él, asegúrate de que tiene las competencias para tratar tu problema. No te cortes, tienes derecho a preguntar si tiene experiencia en esos casos, cómo tratará tu malestar, etc.
  • Cuéntale tus objetivos o metas, para ver si puede ayudarte a conseguirlas con honestidad. Igualmente, puedes hablarle de tus miedos, dudas o reticencias y observar cómo responde y si te trasmite seguridad y confianza.
  • Si es posible, busca las opiniones de otras personas.
  • Confía en el “feeling” que te dé. Desde el primer contacto, observa cómo te sientes y qué conexión tenéis, ya que la relación terapéutica será fundamental para el éxito del tratamiento. Mira si te sientes cómodo, seguro, comprendido, observa su empatía. Normalmente los psicólogos son vocacionales, mostrarán interés y cuidarán mucho el vínculo contigo, sin embargo, no tenemos por qué conectar con todo el mundo. No existe el mejor psicólogo en Madrid, pero sí un buen psicólogo que pueda encajar contigo.

¿No sabes si tu psicólogo te está ayudando? Te ayudamos con algunas claves.

  • No está solucionando tu problema tras un plazo prudencial. Durante las primeras fases del tratamiento los pacientes suelen experimentar una alivio o mejoría. Y al cabo de entre 15 o 18 sesiones se consiguen cambios más permanentes.
  • No tienes conexión con tu psicólogo y no te dan ganas de abrirte.
  • No consigues ver o comprender el origen de tus problemas.
  • Notas que dedicáis demasiado al análisis, pero no observas cambios reales y te sientes estancado.
  • En casos más graves, observas problemas de ética profesional. Por ejemplo, te sientes juzgado, cuestionado o presionado.

Por lo general, el precio medio de una consulta psicológica en Madrid gira en torno a unos 60 y 80 euros. Cada psicólogo valora su trabajo, su capacitación y experiencia y establece así su tarifa. Así, hay psicólogos baratos en Madrid, con tarifas de 40 euros y otros más caros. Nuestros precios son de 70 euros para una sesión individual.

Psicólogos y psiquiatras suelen confundirse al ser ambos profesionales de la salud mental, aunque existen diferencias entre ellos.

  • La psicología y la psiquiatría son dos ramas distintas de la salud mental, y ambos profesionales han seguido formaciones distintas. Mientras que los psiquiatras son médicos, que se han especializado en psiquiatría, los psicólogos han estudiado la carrera de psicología y se han especializado en psicología clínica.
  • La principal diferencia es que los psiquiatras pueden mandar medicación y están más enfocados en el uso de los psicofármacos para tratar los síntomas de los problemas mentales. Los psicólogos tienen amplios conocimientos sobre la conducta y psique humana, e intervienen con técnicas emocionales, conductuales o cognitivas. Poniendo más énfasis en las causas del contexto o en las variables de personalidad de sus pacientes, que pueden ser afrontadas con diferentes técnicas terapéuticas.
  • Además, el psiquiatra suele trabajar con trastornos más graves, mientras que el psicólogo trata problemas más leves, o trastornos graves en colaboración con un psiquiatra.
  • Las visitas al psiquiatra son más espaciadas en el tiempo, normalmente para comprobar la reacción de sus pacientes a la medicación prescrita. Mientras que un psicólogo atenderá a sus pacientes con mayor frecuencia para ir generando cambios estables.
  • En general psiquiatras y psicólogos nos complementamos en nuestras áreas de intervención.

Opiniones

Y así, me subí a ese avión diez años después, me fui a Nueva York y me permití disfrutar y ver la vida con otra perspectiva. También me hice a entender a mí misma que esto también es para mí y que yo también me lo merezco.

Llegué a terapia muy afectado por una ruptura de pareja. Mi psicóloga con su calma y comprensión, me ha ayudado a superarla, a recuperar el control y a mejorar en otras áreas de mi vida.

Para mí, Lucía es una excelente profesional. Durante tu terapia te acompaña sin invadir tu espacio ni generar dependencia emocional. Te tiende la mano para que puedas recorrer tu camino.

No me sentía bien en el trabajo y buscaba un cambio. Ya en la entrevista inicial, me sentí muy cómodo, comprendido y escuchado. Durante las sesiones fui aprendiendo a confiar más en mí y dar ese paso que tanto necesitaba.

Gracias a mi psicóloga, logré superar un estado de gran vacío del que parecía no iba a salir nunca. Ahora vuelvo a tener ganas de hacer cosas y relacionarme.

He podido trabajar y enfrentar diferentes situaciones y heridas emocionales que desde mi infancia me estaban haciendo sufrir en mis relaciones. He aprendido a ponerle palabras a lo que sucede en mi interior (…) y a conocerme mejor.