PSICÓLOGO INFANTIL MADRID

Psicólogo infantil Madrid. La terapia infantil está adaptada a su momento evolutivo, de manera que trabajamos con técnicas que estimulan sus procesos físicos y emocionales a través del juego. Vosotros papás, también participáis en el proceso, y contaréis con la guía del terapeuta.

psicólogo infantil madrid psicólogos madrid centro

Terapia infantil: con un experto Psicólogo Infantil Madrid

La terapia con niños y niñas está dirigida a niños y niñas entre 5 y 11 años de edad y sus familias. Es un tratamiento adaptado a su momento evolutivo. De manera que trabajaremos con técnicas que estimulen sus procesos físicos y emocionales, a través del juego. Todo esto, teniendo en cuenta la relación que se crea entre el niño/a y el terapeuta. Ya que será el sostén de todos los trabajos mientras dure el proceso de psicoterapia.

La infancia

La infancia es una etapa del desarrollo evolutivo en la que los procesos psicológicos son muy sensibles al ambiente. En psicología, se habla de que la mente en esta etapa es especialmente “plástica” a los estímulos externos. Esto proporciona que el niño/a pueda adquirir habilidades que ayuden a su crecimiento. Durante todo este proceso, marcado de los 0 a los 11 años, van experimentando muchos cambios. Cambios en su cuerpo, en su espacio emocional y en la manera de relacionarse con el mundo. Y en todos estos retos pueden darse obstáculos en el desarrollo por diversas causas.

Los padres pueden vivir estos cambios a veces de manera inquietante, preocupante e incluso, abrumadora. Por lo que acudir al recurso de la terapia puede ser una manera de que el niño/a y su familia consigan un acompañamiento en todo este proceso hacia un desarrollo más saludable del niño/a.

Problemas frecuentes en niños y niñas

Dificultades en la gestión de las emociones

¿Tú hijo o hija presenta dificultades para regularse emocionalmente?

La expresión y manejo de las emociones a veces se vuelve complicada por diversas causas. Desde la falta de estimulación o educación emocional. Hasta eventos complicados o dolorosos a los que un niño se puede enfrentar en su día a día y que pueden escaparse a los recursos de los que disponga. Por ejemplo: falta de control de impulsos, depresión, ansiedad, falta de atención, apatía, somatización, encopresis/enuresis, trastornos alimentarios, …

Por esto es importante, que pueda aprender a reconocer, nombrar y gestionar el mundo emocional. Y también a conectar el mundo emocional con los pensamientos y las sensaciones corporales. Sin duda, este desarrollo es útil para ir asimilando los estímulos que le rodean y enfrentar la vida de una manera integral en la adultez.

Dificultades en el colegio: rendimiento escolar, relaciones...

¿Tiene problemas en el colegio?

Es posible que el niño o la niña presente problemas en el colegio. Incluso es posible que sean los propios tutores o profesores los que detecten el problema y alerten a los padres. De esta forma, puede presentar disminución del rendimiento escolar y problemas de concentración. También conductas de agitación y disputas con los  compañeros y problemas de integración en el grupo.

Dificultades relacionales

¿Tiene problemas para relacionarse de un modo saludable?

Problemas relacionales con papá y mamá, con hermanos, con amigos…. La imagen de sí mismo y de su mundo interno, junto con las experiencias que asimila de su entorno, son determinantes en el desempeño de los estilos de relación. Así como las creencias que el niño va adquiriendo de los demás y del mundo.

Dificultades en la aceptación de normas y límites

¿Le cuesta asumir los límites?

La importancia de este punto va más allá de la aceptación de la autoridad en casa o el colegio. Es importante que el niño haga un buen aprendizaje de los límites. Pues esto implica que el niño poco a poco vaya comprendiendo que existe un “yo” y existe un “otro” en las relaciones. De manera que aceptar las normas de convivencia implica que tomen consciencia sobre los efectos que tiene su comportamiento en el entorno.Y que tomen la responsabilidad correspondiente dependiendo de la edad en que se encuentren.

Problemas de agresividad verbal o física

¿Tiene rabietas habitualmente que no puede controlar?

Aquí podemos incluir un amplio abanico de comportamientos. Que van desde las rabietas o golpear físicamente, hasta destrucción de bienes materiales y robos. En este sentido,  puede existir una dificultad para estos niños en la expresión saludable de la rabia. Aprender a gestionar esta emoción ofreciendo vías alternativas de expresión de la misma, será un de las bases a tener en cuenta en el tratamiento terapéutico.

Dificultades ante las pérdidas

¿Ha perdido a algo o a alguien y le notas raro?

En el recorrido de vida los niños se puede enfrentar a diversas pérdida. Como separaciones, mudanzas, muertes, cambios de colegios. Las pérdidas tienen un impacto en su experiencia interna. Y en ocasiones se hacen difíciles de digerir. Esto puede manifestar se diversas maneras. Por ejemplo con cambios notables en la relación con sus padres. O también con cambios abruptos de actitud que sorprende a los adultos de su entorno. La psicoterapia facilita el acompañamiento para vivir, expresar y asimilar estas despedidas.

Experiencias de abuso o maltrato

¿Sospechas o sabes que haya podido recibir cualquier tipo de violencia o acoso?

Englobamos aquí el maltrato físico o verbal, acoso escolar o bullying y abuso sexual. Así, la experiencia de crecimiento y energía del niño se pueden ver bloqueadas o vulneradas. Bien sea por desatención, o por el trato dañino o violento de otros. Dando como resultado diversos problemas. Por ejemplo en el organismo del niño (sueño, hambre, somatizaciones,…). O también en un cambio drástico en sus actitudes a la hora de relacionarse con otras personas (retraimiento, sobrealerta, signos de hiperactividad, agresividad,…). Por lo tanto, la detección, valoración y acompañamiento psicoterapéutico en estas ocasiones se hacen vitales. Ya que estas vivencias superan los recursos habituales con los que cuentan los niños/as para el afrontamiento de los problemas que surgen en su cotidianeidad.

La adolescencia

La adolescencia es una etapa del desarrollo compleja.  Las emociones se viven con mucha intensidad y la confusión suele ser habitual. Así, se trata de una etapa de transición entre la infancia y la vida adulta en la que comienza una búsqueda de identidad propia y autonomía. Esto hace que los adolescentes vivan a veces un impulso contradictorio. Por un lado tienen una fuerte necesidad de separación de la familia. Y por otro lado, tienen el deseo de seguir teniendo los privilegios propios de la infancia.

Por ello, es una etapa en la que pueden aparecer dificultades.  A veces los problemas están arraigados en vivencias previas difíciles durante la infancia. Otras veces son momentos complicados relacionados con las dinámicas familiares de adaptación a la nueva etapa.

¿Cómo comenzar la terapia infantil Madrid?

Primero tendremos una entrevista gratuita por teléfono contigo. Después, elegiremos al psicoterapeuta que mejor encaje contigo.

91 529 57 35 – info@alceapsicologia.com

Psicólogo infantil Madrid expertos en Terapia Infantil

En nuestro equipo de psicólogos Madrid, contamos con los siguientes especialistas en terapia infantil.