CÓMO CONSEGUIR UNA SANA AUTOESTIMA

PSICÓLOGOS MADRID AUTOESTIMA

Psicólogos Madrid Autoestima. La baja autoestima está presente en muchos problemas psicológicos y emocionales. Sin duda es una experiencia continua y desagradable que puede afectarte en muchas áreas de tu vida, como el trabajo, tus relaciones sociales, con tus amigos y pareja. Sin embargo, la baja autoestima puede tratarse y resolverse con una ayuda apropiada.

taller de autoestima madrid I love me talleres de psicología madrid psicólogos madrid autoestima

¿Qué es la autoestima y cuando se convierte en un problema?

La autoestima es la valoración que hacemos de nosotros mismos. Esto es, lo que pensamos y sentimos de nosotros mismos. Sin duda es fundamental para nuestro bienestar, ya que convivimos con esas creencias y sensaciones sobre nosotros todo el día. Fundamentalmente la autoestima se compone de tres pilares fundamentales:

  1. La visión que tienes de ti mismo, incluyendo la distancia que existe entre quien eres y quien quieres ser.
  2. El amor que sientes hacia ti mismo, aceptando tus limitaciones sin fustigarte por ellas.
  3. La confianza que tienes en tus recursos y capacidades.

Generalmente la autoestima se va desarrollando y consolidando a lo largo de los años. Aunque se genera en la niñez y en la adolescencia, cuando empezamos a formarnos una idea de quienes somos, también al ser un proceso, continua su formación durante la vida adulta.

Por lo tanto la autoestima está influenciada por numerosas experiencias de vida, por la valoración que hemos recibido de los demás, por las exigencias recibidas, los logros y fracasos percibidos o atribuidos… De esta forma, si las experiencias vividas no han sido las adecuadas, las personas pueden experimentar un estado de baja autoestima que le limita en su día a día.

La baja autoestima

Una baja autoestima puede ser perjudicial para ti, quizás te lleve a responsabilizarte de demasiadas cosas, a tener sentimientos de culpa o de depresión así como conductas autodestructivas. Algunos de los rasgos siguientes son indicios de que podrías mejorar tu autoestima:

Te sientes inferior a los demás y tiendes a compararte con los demás o a buscar su aprobación.

No te aceptas tal y como eres. Siempre tienes la sensación de que tienes que mejorar.

No muestras tu verdadero yo, por miedo a que no acepten tal y como eres.

Te crees incapaz de llevar a cabo tus proyectos vitales y/o profesionales.

Consideras que no mereces tus éxitos. Y los atribuyes a circunstancias externas o a factores como “la suerte”.

Tienes mucho miedo al fracaso.

Tienes mucha crítica interna. Así que cuestionas casi todo lo que haces, piensas o sientes.

No aceptas bien las críticas o te duelen mucho y te dan vergüenza.

Te culpas por casi todo y no acostumbras a perdonarte.

Te exiges mucho y tienes la sensación de que “nunca es suficiente”.

Muestras dificultades en la aceptación de tu cuerpo y de tu aspecto físico.

Te cuesta poner límites de manera asertiva. Y decir que no cuando no te apetece algo.

Anticipas que los demás te van a rechazar.

Tiendes a sentirte más responsable y/o culpable de las cosas o de los demás de lo que eres en realidad.

PERO SI LA AUTOESTIMA ES DEMASIADO ALTA…

Sin embargo, una autoestima demasiado alta tampoco es lo más apropiado puesto que puede llevar a rasgos narcisistas que pueden dañar las relaciones con los demás y aislarte de ellos.

Para concluir diremos que un nivel de autoestima adecuado es el que te lleva a respetarte a ti mismo, apreciar tus puntos fuertes sin avasallar a los demás. Y también el conocer tus limitaciones sin castigarte por ellas.

“La autoestima baja es como ir con el freno de mano echado.”

Maxwell Maltz

Síntomas de una baja autoestima

Sin duda tener baja autoestima conlleva mucho sufrimiento. Quizás lo lleves dentro, sin que nadie se entere. Pero en otros casos puede afectar a tus relaciones con los demás.

  • A nivel cognitivo. Habitualmente piensas de forma excesiva acerca de tu rendimiento o de lo que pudiste haber hecho o no debiste haber dicho. O pasas mucho tiempo en un diálogo interno en el que predominan la dureza y las críticas.
  • A nivel emocional. Ese diálogo interno, que no siempre tiene palabras, te lleva a sentir toda clase de emociones desagradables. Como culpa, vergüenza, miedo, tristeza.
  • A nivel conductual. A menudo, inhibes muchos de tus impulsos y callas muchas de las cosas que necesitarías compartir. No pones los límites que tendrías que poner para cuidarte ni pides lo que necesitas para encontrarte bien. Quizás te aísles de los demás y dejas de cuidar tu cuerpo.
  • A nivel fisiológico. Sueles sentir cansancio, insomnio, dolores de cabeza.
  • A nivel social. Habitualmente te aíslas de los demás, dejas de participar en actividades nuevas y diferentes por temor a hacer el ridículo. O permaneces en relaciones, pero ocultas tu parte más vulnerable y auténtica ante los demás.

La baja autoestima y otros problemas

Generalmente la baja autoestima suele tener correlación con las siguientes problemáticas:

  • Si tienes baja autoestima tienes más probabilidades de sufrir ansiedad o depresión.
  • Y también de sufrir trastornos de la alimentación. Como la anorexia, bulimia, obesidad.
  • Igualmente puedes tener una mayor tendencia para las adicciones y consumo de sustancias. Como el alcohol, drogas, comida, etc.
  • Puedes tener problemas de salud. Si tienes baja autoestima es probable que te cuides menos, hagas menos ejercicio, no acudas a las revisiones médicas y/o abandones tu cuerpo.
  • Y es posible que también practiques la procrastinación. Es decir, retrasas el momento de realizar la tarea porque no confías en tus capacidades.

Causas de una baja autoestima

Desde la infancia vamos construyendo nuestra autoestima a través de las relaciones con las personas encargadas de cuidarnos y acompañarnos. Es decir, a través de la forma en la que tuvieron otros de valorar nuestros aprendizajes y éxitos, de dejarnos “ser” y expresarnos. También de enseñarnos a avanzar en la vida, de integrar “lo que hay que hacer” o lo que “hay que ser”. Todas estas experiencias fueron construyendo nuestro “yo” y la percepción subjetiva que tenemos de nosotros mismos.

Aunque la baja autoestima tiene diversas causas, a menudo tiene que ver con la acumulación de eventos y/o negligencias que vivimos en la niñez. Así, la baja autoestima tiene que ver con mensajes negativos que te han transmitido tanto de forma consciente y verbal, como de manera inconsciente y no verbal. Si has recibido muchas críticas o exigencias en tu niñez probablemente tengas una baja autoestima. Del mismo modo que si tus seres queridos apenas te prestaban atención. Si estos mensajes o situaciones se repetían a menudo, es probable que te privaran de la posibilidad de desarrollar una autoestima realista y sana. A continuación veremos los factores más relevantes que suelen ser causantes de una baja autoestima.

Factores ambientales.

Por supuesto, si has sufrido maltrato físico y/o abusos, eso tendrá una fuerte incidencia sobre el concepto negativo que tienes sobre ti. Pero también existen otros factores menos graves o aparentes, que suelen tener un impacto negativo en nuestra autoestima.

  • El nivel de autoestima de tus padres o cuidadores (abuelos, profesores…). Si fue excesivamente bajo pudiste identificarte, o acomplejarte y hacerte sentirte inferior.
  • Las críticas más o menos directas en la niñez. A veces pueden ser miradas, comparaciones con hermanos o compañeros, pequeñas o grandes humillaciones que percibimos como que algo de nuestro yo debe ser mejor de lo que es.
  • El haber recibido una exigencia excesiva por parte de tus padres o profesores, que te llevaba a sentir que no hacías las cosas bien o no eras capaz.
  • También una autoestima baja se construye ante la falta de caricias o refuerzos positivos o contacto. O ante negligencias y situaciones de abandono emocional o físico. Ya que desarrollamos el sentimiento de no haber sido importantes en nuestras familias.
  • La sobreprotección parental. Si de pequeños no nos han permitido desarrollar nuestras habilidades propias, podremos sentir que no somos capaces.
  • Otro factor importante son las experiencias como adolescente. Si las experiencias entre iguales fueron negativas, o lo vivimos en soledad y no pudimos construir unas sanas relaciones entre iguales, es probable que nos sintiéramos excluidos, diferentes, o “pequeñitos”.
  • Y por supuesto en la etapa adultas, las experiencias negativas o de devaluación, sobre-exigencia y exclusión nos pueden afectar. Así podemos haber vivido estas experiencias en el trabajo, con nuestras parejas… En general en todos los contextos más recientes el los que nuestra valía fue no reconocida, o fue puesta en cuestión de manera más o menos repetitiva.

Factores genéticos.

Algunos estudios han encontrado una correlación entre el nivel de autoestima y las variantes A y G del gen receptor de la oxitocina.

Factores temperamentales.

Así, la hipersensibilidad y la tendencia a la susceptibilidad favorecen la baja autoestima

Factores de género.

Varios estudios, entre ellos uno de la Asociación Americana de Psicología, muestran que los hombres suelen tener más autoestima que las mujeres.

Un nivel de autoestima adecuado es el que te lleva a respetarte a ti mismo, apreciar tus puntos fuertes y conocer tus limitaciones sin castigarte por ellas.

Cómo mejorar tu autoestima: tratamiento psicológico

La psicoterapia es un buen método para ayudarte a mejorar tu baja autoestima. Sobre todo porque tiene un enfoque integral que la diferencia de los programas de autoayuda que muchas veces dejan a un lado el área emocional y las experiencias pasadas. Así podemos tener en cuenta todas las dimensiones de tu personalidad y atender a tu historia específica. Y podremos así aplicar las técnicas psicológicas más efectivas para ti.

EN EL TRABAJO COGNITIVO.

  • Primero te acompañaremos a descubrir cuáles son las creencias inconscientes que tienes acerca de ti mismo.
  • También te ayudaremos a detectar y cambiar tus diálogos internos negativos. Y a explorar cuál fue la función de dichos diálogos en el pasado. Es decir a descubrir cómo en su momento fueron protectores para ti.
  • Podrás aprender a generar nuevos diálogos internos amables, adultos y respetuosos para ti.
  • También exploraremos tus lealtades familiares. Para ver a quién traicionas si empiezas a sentirte bien contigo mismo.
  • Poco a poco irás conociendo cuáles fueron las decisiones inconscientes que tomaste en tu infancia respecto a tu autoestima. Y podrás decidir si quieres mantenerlas o cambiarlas.

EN EL TRABAJO EMOCIONAL Y CORPORAL.

  • A veces mejorar tu autoestima requiere de hacer varios viajes a escenas dolorosas del pasado para resolverlas. Al trabajarlas liberarás las emociones negativas y aprenderás a quererte y aceptarte más a ti mismo.
  • Muchas personas con baja autoestima han tenido experiencias de ser humilladas o ignoradas. La experiencia terapéutica de ser escuchado por alguien que no te juzga y busca entenderte es de por sí una experiencia emocional reparadora y sanadora.

EN EL TRABAJO CONDUCTUAL.

  • Paso a paso, podrás ir diseñando junto a tu terapeuta pequeños experimentos que puedas poner en práctica entre sesiones. Y cuyos resultados pongan en entredicho las creencias negativas que tienes sobre ti mismo.

Beneficios de la terapia para la Autoestima

  1. En primer lugar, podrás revisar el estado de tu autoestima.
  2. También podrás conocer y trabajar con tu mayor enemigo: tu crítico interno.
  3. Aprenderás herramientas para mejorar tus diálogos internos.
  4. Y aprenderás nuevas técnicas de regulación emocional respetuosa para ti.
  5. Igualmente podrás aprender a conectar y potenciar tus propios recursos. Para sentirte así más seguro y confiado.
  6. Desarrollarás estrategias de buen trato contigo mismo/a.
  7. Y finalmente, experimentarás nuevas formas de superar tus bloqueos. Es decir podrás poner en práctica nuevas habilidades. Siempre respetando tu ritmo y sin exigirte o forzarte. Aprenderás a relacionarte de manera más auténtica, de sentirte más seguro en el trabajo, de tener tu voz y criterio propio en tu pareja…

¿Quieres comenzar tu terapia para la autoestima?

Primero tendremos una entrevista gratuita por teléfono contigo. Después, elegiremos al psicoterapeuta que mejor encaje contigo.

915 29 57 35 – info@alceapsicologia.com

Psicólogos Madrid Autoestima

En nuestro equipo de psicólogos Madrid, contamos con los siguientes especialistas en el tratamiento de la autoestima.