Terapia Cognitivo Conductual: ¿Qué es y cómo funciona?

Terapia Cognitivo Conductual | Por Miriam Morales, psicóloga

¿Has oído hablar de la Terapia Cognitivo Conductual? Este artículo profundiza en el conocimiento de este tipo de terapia. Así, te contamos qué es y cómo se utiliza para fomentar el cambio de pensamientos y conductas perjudiciales. También, te hablaremos de otros aspectos más específicos. Como la confidencialidad, las técnicas utilizadas, su eficacia, y las patologías o situaciones principales que trata, sus resultados y cómo sacarle el máximo beneficio. Por todo ello, este artículo puede ser de gran ayuda para conocer más en profundidad la Terapia Cognitivo Conductual y decidir si, actualmente, nos podría resultar útil.

¿Qué es la Terapia Cognitivo Conductual?

La terapia cognitivo conductual es un tipo de terapia psicólogica muy utilizada, que permite a la persona tomar consciencia de sus pensamientos y conductas negativas presentes, para modificarlas por otros patrones más saludables.

Dentro de la cantidad de terapias que aborda la Psicología (psicoanálisis, humanismo, etc.), encontramos este tipo de terapia. Hoy en día es una de las más frecuentes a la hora de trabajar en terapia. Su eficacia ha sido comprobada científicamente en múltiples tipos de intervenciones. Además, esta terapia se adapta a un gran número de problemas y necesidades personales.

▷ Fundamentos de la Terapia Cognitivo Conductual

La Terapia Cognitivo Conductual surge de la unión de la Terapia Conductista y las terapias derivadas de la Psicología Cognitiva. El conductismo se centra en valorar objetivamente los cambios que se van haciendo respecto a nuestra conducta. La Psicología Cognitiva enfatiza en nuestros procesos mentales, no observables directamente.

Por tanto, la Terapia Cognitiva Conductual trabaja con ambas vertientes. Centrándose y ayudándonos a modificar tanto nuestros pensamientos y emociones como nuestras conductas.

▷ Funciones de la Terapia Cognitivo Conductual

La Terapia Cognitivo Conductual trabaja en el momento presente. Poniendo especial interés en los comportamientos y pensamientos que en el momento actual no nos están ayudando. Por ello, esta terapia se centra en modificar esto para ayudarnos a llevar la vida que queremos o necesitamos.

También nos ayuda a obtener autonomía y eficacia en la resolución de problemas. Esto se consigue mediante el trabajo de nuestras emociones, pensamientos y conductas.

▷ Conductas y pensamientos

La Terapia Cognitivo Conductual tiene como base que los comportamientos humanos son aprendidos. Así, estos aprendizajes surgen por los significados que nosotros le damos a las cosas o acontecimientos. Los significados, a su vez, se forman por los esquemas cognitivos que hemos creado en base a nuestro aprendizaje.

Las conductas, pensamientos y emociones están relacionadas. Por ello, un cambio en uno de estos factores puede cambiar el resto. De esta manera, la Terapia Cognitivo Conductual tiene como objetivo modificar nuestros esquemas cognitivos. Para producir un cambio en nuestras conductas y emociones.

▷ Técnicas utilizadas en Terapia Cognitivo Conductual

Esta terapia cuenta con diferentes técnicas. Dependiendo de lo que queramos modificar trabajaremos con nuestro terapeuta con unas técnicas u otras. Así, dentro de las más frecuentes se encuentran:

  • Reestructuración cognitiva.
  • Exposición.
  • Afrontamiento del estrés/ Inoculación de estrés.
  • Relajación y respiración.
  • Autocontrol.
  • Modificación de conductas.
  • Resolución de problemas.
  • Entrenamiento en autoinstrucciones.
  • Desensibilización sistemática.
  • Modelado.

▷ ¿En qué casos se usa la Terapia Cognitivo Conductual?

Esta terapia puede ser utilizada con personas de prácticamente todas las edades. Además, aborda un gran número de problemas. Dentro de ellos podemos encontrar los siguientes:

También, puede ser de gran ayuda en trastornos neurológicos que necesitan apoyo en la gestión de la sintomatología. Y en trastornos psicóticos relacionados con la esquizofrenia.

Además, esta terapia puede ayudarnos en:

▷ Eficacia de esta terapia

En la actualidad, se considera que la Terapia Cognitivo Conductual es la única que arroja resultados que han sido validados científicamente. Por ello, podemos entender que esta terapia demuestra una eficacia. Mediante estudios que han constatado que las personas mejoran significativamente tras haber asistido a ella.

Respecto a la eficacia de las terapias, es importante que tengamos en cuenta que depende también de la problemática a tratar. Por ello, la Terapia Cognitivo Conductual ha demostrado eficacia en un gran número de problemas o trastornos psicológicos.

▷ Duración de la terapia

Al igual que en casi todas las terapias psicológicas, en la Terapia Cognitivo Conductual no podemos establecer una duración especifica. Por lo tanto, la duración de esta depende de varios factores y entre los más importantes encontramos:

  • Tipo de sintomatología o situación personal.
  • Gravedad de estos síntomas.
  • Cuanto tiempo hace que tenemos los síntomas o convivimos con la situación estresante.
  • Nivel de estrés que estamos padeciendo.
  • Evolución personal.
  • Grado de ayuda que recibimos de otras personas (profesionales, familiares, amigos…).

▷ ¿La Terapia Cognitivo Conductual conlleva algún riesgo?

Las terapias psicológicas no conllevan riesgos. Pero tenemos que ser conscientes de que, al trabajar con síntomas o situaciones de nuestra vida, puede hacernos sentir mal emocionalmente. Esto ocurre porque exploramos sentimientos, pensamientos, emociones y experiencias dolorosas.

Por otro lado, en el caso de técnicas enfocadas al tratamiento de las fobias (por ejemplo: miedo a volar) puedes enfrentarte a situaciones que preferirías evitar. Pero dichas técnicas son fundamentales para la superación de las fobias. En definitiva, si trabajamos con un terapeuta cualificado estos desafíos no nos supondrán tanta molestia ya que nos ayudará a adquirir una serie de habilidades para hacerles frente.

▷ Cómo prepararnos para iniciar una Terapia Cognitivo Conductual

Si decidimos llevar a cabo este tipo de terapia, es importante tener en cuenta algunos factores:

  • Encontrar un terapeuta que trabaje con este tipo de terapia. Y que consideremos que podemos crear un buen vínculo o puede sernos de ayuda.
  • Analizar a nivel personal cuales son nuestras preocupaciones, síntomas o situaciones que queremos trabajar en terapia.

¿Cómo funciona la Terapia Cognitivo Conductual?

La Terapia Cognitivo Conductual consta de diferentes pasos:

Identificar las situaciones, problemas o síntomas que están siendo dolorosos en nuestra vida. Junto con el terapeuta decidiremos los problemas y objetivos en los que queremos concentrarnos.

Atender a pensamientos, emociones y sentimientos relacionados con estos problemas.

Una vez identificados todos los factores mencionados anteriormente debemos contarle al terapeuta como nos sentimos y pensamos respecto a ello.

Identificar pensamientos, emociones o sentimientos negativos. También, ver las conductas que adoptamos en las diferentes situaciones y hacer consciente al terapeuta de todo ello.

Modificar con la ayuda del terapeuta estos pensamientos negativos y conductas. Con la práctica convertiremos los pensamientos y conductas negativas en otros patrones más útiles y beneficiosos que con el tiempo convertiremos en hábito.

▷ Primera sesión en Terapia Cognitivo Conductual

Durante nuestra primera sesión es frecuente que el terapeuta intente reunir información acerca de nosotros. También, que nos pregunte qué cosas queremos mejorar y cuáles son nuestros objetivos. Además, es posible que el terapeuta nos pregunte sobre nuestra salud física y emocional actual y pasada. Para entender en profundidad nuestra situación actual.

Por ello, la primera sesión también puede ser beneficiosa para comprender:

  • El enfoque del terapeuta.
  • Qué método, técnicas o terapias son adecuadas para nosotros.
  • Los objetivos de nuestro tratamiento.
  • La duración que tendrá cada sesión.

También, puede ocurrir que el terapeuta tarde varias sesiones en entender a la perfección nuestra situación y preocupaciones. Y decidir cuales son las mejores medidas a tomar. En toda terapia, es muy importante sentirse cómodo con el terapeuta. Y tener una buena relación para beneficiarte al máximo de la terapia.  Por lo tanto, si esto no fuese así, es mejor hablarlo con el terapeuta y cambiar de profesional, si es necesario.

▷ Durante la Terapia Cognitivo Conductual

El terapeuta buscará que hablemos acerca de nuestros pensamientos y sentimientos y sobre las cosas que nos preocupan. Así, puede ser normal que en un primer momento notemos dificultad a la hora de hablar sobre nuestros sentimientos. Pero el terapeuta nos ayudará a sentirnos seguros y cómodos.

La terapia cognitiva conductual suele estar centrada en problemas específicos y utiliza un enfoque con objetivos determinados. Por lo tanto, el terapeuta puede pedirnos que hagamos tareas. Actividades para desarrollar más lo que aprendemos durante las sesiones. Y también estimularnos para que apliquemos lo aprendido en nuestra vida cotidiana.

▷ Enfoque del terapeuta

El método del terapeuta dependerá de nuestras preferencias y situaciones personales. Es por ello, que podrá combinar Terapia Cognitivo Conductual con algún otro enfoque terapéutico. Por ejemplo: terapia interpersonal, humanista, etc.

▷ Confidencialidad

El terapeuta nos garantizará confidencialidad respecto a todo lo que le comuniquemos. Salvo excepciones muy específicas. También, existen motivos por los que un terapeuta puede infringir la confidencialidad. Cuando se da una amenaza inmediata a la seguridad. O si la ley exige que informe a las autoridades. Estas situaciones serían las siguientes:

  • Amenaza de daño o suicidio inmediato.
  • Amenaza de dañar o matar inminentemente a otra persona.
  • Abuso de un niño o un adulto vulnerable.
  • No poder cuidar de uno mismo de manera segura.

▷ Resultados de la Terapia Cognitivo Conductual

Existe la posibilidad de que la terapia no cure un trastorno. Ni logre que una situación dolorosa desaparezca. Pero sí puede darnos el poder para enfrentar la situación de una forma sana. Y así sentirnos más cómodos con nosotros mismos y con nuestra vida.

terapia-cognitivo-conductual-sana

¿Cómo sacar el máximo beneficio de la Terapia Cognitivo Conductual?

Aunque la Terapia Cognitivo Conductual puede no ser igual de efectiva en todos los casos. Podemos sacar el mayor beneficio de ella. De esta manera, lograremos el mayor éxito en los resultados. Para ello es importante que sigamos estas pautas:

#1 Implicarse en la terapia

La terapia será más efectiva si somos activos y compartimos nuestros puntos de vista y pensamientos con el terapeuta. También, es importante compartir la toma de decisiones. Por otro lado, establecer junto al profesional cuales son nuestros problemas principales. Y los objetivos para hacerles frente. Juntos podremos evaluar el progreso con el paso del tiempo.

#2 Ser abiertos y sinceros

El éxito de la terapia depende de nuestra voluntad para compartir la información acerca de nuestros pensamientos, sentimientos, emociones y experiencias. También, es muy importante que seamos abiertos para recibir nuevos puntos de vista.

#3 Cumplir el tratamiento

Esto implica ser constantes con nuestro tratamiento. Tomarlo en serio y cumplir con las pautas de terapia establecidas con el terapeuta.

#4 No esperar resultados inmediatos

Como en toda terapia, los resultados se van consiguiendo con el tiempo. Por ello, trabajar en temas emocionales puede resultarnos doloroso y, normalmente, requiere un trabajo duro. Además, es normal sentirnos mal durante las primeras fases de la terapia. Pues es cuando empezamos a enfrentarnos a situaciones dolorosas pasadas o actuales. Pero, con el tiempo y el trabajo junto con el terapeuta empezaremos a ver las mejoras.

#5 Hacer las tareas

Puede ocurrir que nuestro terapeuta nos solicite tareas para realizar entre sesiones. Así, hacer estas tareas hará que el terapeuta nos comprenda mejor. Nos ayudará a poner en práctica lo que hemos aprendido en terapia.

#6 Hablar con nuestro terapeuta si la terapia no nos ayuda

Si tras un tiempo percibimos que la Terapia Cognitivo Conductual no nos está ayudando. Es importante hablarlo con nuestro terapeuta. También, es posible que sean necesarios algunos cambios en la terapia o cambiar de enfoque.

Conclusiones

Podemos obtener una serie de conclusiones importantes acerca de la Terapia Cognitivo Conductual:

  • Se basa en que los comportamientos humanos son aprendidos en base a nuestra historia vital. Por ello, conductas, emociones y pensamientos están relacionados entre sí. Al cambiar uno de estos podemos modificar el resto.
  • También, cuenta con gran variedad de técnicas que el terapeuta utilizará en función de nuestra problemática.
  • Puede ser utilizada con personas de casi todas las edades para un gran número de problemáticas psicológicas.
  • No hay riesgos en este tratamiento. Pero sí momentos de malestar para el paciente. Por ejemplo: emociones, pensamientos o experiencias dolorosas.
  • Es importante que el terapeuta nos inspire confianza para crear un buen vínculo profesional-paciente. También, es importante analizar qué aspectos de nuestra vida nos gustaría tratar y mejorar.
  • Trabajaremos con el terapeuta para lograr la conversión de factores negativos en otros más saludables.
  • En la primera sesión el terapeuta recaba los datos necesarios sobre nosotros. Nuestro malestar actual y/o pasado y los objetivos que nos planteamos. Esto nos ayudará a saber como va a desarrollarse la terapia.
  • La comunicación y diálogo es importante con nuestro terapeuta. Que conozca en profundidad nuestro mundo interior. Y vaya trabajando con nosotros presencialmente y a través de tareas que nos vaya mandando.
  • El enfoque puede ir combinado con otras terapias, dependiendo de nuestras necesidades.
  • Se garantiza la confidencialidad. Salvo excepciones como peligro o daño inminente para otros o nosotros mismos. O que la ley requiera el incumplimiento de esta confidencialidad.
  • Tras la terapia, puede que la situación dolorosa permanezca. Pero habremos adquirido técnicas y hábitos para enfrentarla de una manera saludable.
  • Es importante tener una actitud activa en la terapia. No esperar resultados inmediatos. Hacer las tareas y comunicar nuestro punto de vista sobre la evolución que estamos teniendo.